Un inexplicable y leve espectáculo

Seda (Alessandro Baricco, 1996) es una historia que le hace honor a su título. Suave, ligera como el éter. Se desliza por los dedos y por los ojos con gracilidad y generando un placer calmo. Armonía y ritmo con la cadencia de lo bello. La adjetivación podría ser interminable, pero todo el ejercicio confluiría en los sentidos, en cómo estos se abren a un mundo íntimo. Un mundo que es la apacible vida de Hervé Joncour en Lavilledieu, un pueblo francés, y que se altera levemente cada año cuando viaja a Japón.

Sigue leyendo

Anuncios

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.