Abran paso al nuevo rey

El pulpo Paul habló y el futuro nuevamente se rindió a sus tentáculos. Andrés Iniesta fue el portador del oráculo y con un derechazo descorazonador desató dichos designios: España es ahora el nuevo campeón del mundo al vencer por 1-0 a Holanda, en la final de Sudáfrica 2010.

En una definición entre selecciones vírgenes de títulos planetarios, la roja europea validó un proyecto que curiosamente empezó a construirse con conocimiento holandés, cuando técnicos como Johan Cruyff exponían en los noventa las teorías del fútbol total, en un equipo de la talla del Barcelona. Precisamente, la base de este elenco hispano proviene de La Masía, el laboratorio del balompié catalán y el cual tiene el toque preciso y veloz como su máxima arma de combate. El famoso “tiki taka”, según palabras de los medios hispanos, y que hace dos años daba la primera alegría a la parte oriental de la península ibérica, con la consecución de la Eurocopa.

Tras ese logro vino la Champions League obtenida por el propio Barça y sólo restaba la coronación a todo esto: la corona mundial. Al frente se encontraban los “Oranje”, quienes ya habían tenido dos experiencias (nefastas) en esta instancia. Y después de los fuegos artificiales, la interpretación del “Waka Waka” (ojalá la última) por parte de Shakira, la visita de Nelson Mandela y el intentó de Jimmy Jump por tocar el trofeo, el Soccer City por fin recibió a los 22 hombres dispuestos a hacerse un hueco en la historia.

En los primeros minutos fue España la que salió con la intención de liquidar lo más temprano posible. Aprovechando la banda derecha, Sergio Ramos penetró constantemente ante la débil doble marca de Dirk Kuyt y Giovanni van Bronckhorst. El lateral del Real Madrid incluso se daba maña de generar las dos acciones más peligrosas del primer cuarto de hora, con un cabezazo perfectamente disipado por Marteen Stekelenburg y una excursión salvada abajo el horizontal por John Heitinga. Ambas chances cuando ni siquiera se cumplían los 10 minutos.

Holanda fue por algo parecido a una reacción, la cual no se tradujo en llegadas a la portería rival, sino que en una operación destinada a cortar el juego rival. O más bien, a talarlo. Mark van Bommel con una llegada tardía sobre Andrés Iniesta y una patada de Nigel de Jong al pecho de Xabi Alonso fueron los mejores ejemplos de la táctica empleada, en jugadas que merecieron expulsión, pero que el árbitro Howard Webb, de infeliz cometido, validó sancionándolas apenas con tarjetas amarillas. La Naranja Mecánica no le hacía honor al buen juego, sino más bien a la violenta pandilla liderada por un tal Alex y que se refleja en la obra del mismo nombre, escrita por Anthony Burgess y llevada al cine por Stanley Kubrick.

España sintió los golpes y bajó los decibeles. Tanto que, mientras Webb seguía repartiendo cartulinas, los holandeses consiguieron apurar a Iker Casillas, siempre en las botas de Arjen Robben. Fueron tres situaciones entre los dos protagonistas y el golero siempre triunfó, sobre todo en una jugada a los 62′, pie a pie que el cuidavallas madridista sacó al córner con la ilusión. Así también se perpetuó el 0-0 hasta los 90 minutos.

Ya en el tiempo suplementario, las emociones comenzaron a crecer. Tan cerca de la gloria, ambos arriesgaron un poquito más. David Villa estuvo cerca de convertir su sexto en el torneo, mientras que Joris Mathijsen hacía traspirar a los españoles. ¿El punto de inflexión? Una pared entre los mejores de la roja europea, Xavi e Iniesta, terminó con Heitinga derribando al Fantasmita. Webb mostraba su decimacuarta tarjeta amarilla durante el encuentro y la segunda al mismo jugador. O sea, los “Oranje” se quedaban con diez y eso permitió que España desatara amarras en busca de la cereza que les diera la felicidad. Y esa llegó a los 116, con ese remate de Iniesta que celebró con dedicatoria al cielo, a su amigo Dani Jarque (Sergio Ramos también mandó saludos a Antonio Puertas, otro que no está) y que catapultó los festejos en todo su país hasta quizás cuando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: