Día 20: Descanso y balances

Este miércoles fue el primer día desde el 11 de junio que no hubo partidos. El Mundial se tomó un descanso, justo cuando quedan ocho contendores por el título. Italia, el último campeón, ya no está y su corona se le pelearán Alemania, Argentina, Brasil, España, Ghana, Holanda, Paraguay y Uruguay. Nos hubiese gustado que Chile estuviera entre esos privilegiados, pero no hay que restar méritos a la Roja, la cual cumplió su mejor campaña desde 1962, obteniendo dos triunfos y haciéndose un hueco en las majaderías tácticas de los futboparlantes.

Los cuartos de final se jugarán viernes y sábado y tendrán los siguientes emparejamientos: Ghana-Uruguay, Brasil-Holanda, Paraguay-España y Argentina-Alemania. Pero ya habrá tiempo para analizar los cruces. Por ahora mejor es hacer una especie de recuento de lo que Sudáfrica nos ha dejado. Imágenes, brillos, decepciones, críticas y un largo etcétera del primer Mundial en el continente negro.

Jabulani y vuvuzelas. Sin dudas dos de las más grandes protagonistas de esta Copa del Mundo. La pelota diseñada por la empresa Adidas ha sido criticada hasta el hartazgo por ser más caprichosa que cualquiera. Liviana como balón de voleibol viborea traicioneramente por los aires haciendo explotar los nervios de los arqueros. El meta inglés Robert Green fue su primera víctima. De todos modos su presencia no ha significado un aumento en el número de goles en el torneo, porque curiosamente también afectaría al momento de calcular una definición. Expertos la analizaron ante los comentarios negativos y su conclusión fue clarísima: “es demasiado perfecta”. Vaya a saber uno. ¿Las vuvuzelas? También conocidas por estos pagos como cornetas se han hecho sentir en cada segundo de cada duelo, provocando un sonido similar a un panal de abejas. Las quejas se multiplicaron, pero el ruido hizo que nadie las escuchara.

Revelaciones. Sin considerar a los equipos clasificados a los cuartos de final, reincidimos en alabar las características mostradas por Chile. Su juego ofensivo, con un dinamismo suicida no paso inadvertido. Las alabanzas se dejaron caer pese a algunos reparos como el ímpetu y la violencia exhibida y que eran producto de pelear como leones cada balón. Punto aparte para los jugadores que se destaparon: Gary Medel y Carlos Carmona. Ambos incansables en trajín, rápidos, buenos distribuidores. Pero no sólo de la Roja vivió el Mundial. Mandarinas también para Japón, Corea del Sur y Estados Unidos. En los asiáticos también destacó la velocidad y adaptación a los vaivenes del juego, además de dos zurdos. En los nipones Keisuke Honda y en los surcoreanos Chu Young Park. ¿Los americanos? Una disposición de equipo conmovedora, de no rendirse jamás y liderados por Landon Donovan, quien apaga sus últimos cartuchos e hizo un Mundial casi perfecto. ¿Otros jugadores interesantes que quedaron en el camino? Los mexicanos Javier Hernández, Carlos Salcido y Efraín Juárez, el camerunés Achile Emaná, el sudafricano Katlego Mphela, el esloveno Valter Birsa y el eslovaco Robert Vittek.

Decepciones. Las más grandes corresponden a tres gigantes: Inglaterra, Italia y Francia. Los británicos se despidieron cayendo inapelablemente por 4-1 ante Alemania, tras mostrar una primera fase amarga, donde ninguna de sus estrellas supo explotar. El caso más evidente fue el de Wayne Rooney, quien volvió de Sudáfrica sin haber anotado. Un escalón abajo aparecen los italianos, quienes ni siquiera supieron pasar la fase de grupos. Los actuales campeones del mundo ya no podrán repetir laureles y todas las críticas apuntan al DT Marcelo Lippi y su decisión de llevar una selección demasiado veterana, personificada en il capitano, Fabio Cannavaro. Pero si los azzurri experimentaron una pesadilla, los franceses alquilaron una habitación en el infierno. También eliminados en primera ronda, los galos además se fueron con escándalo, peleas entre Nicolas Anelka y el técnico Raymond Domenech y números avergonzantes tras números avergonzantes. ¿Más arrugues? A excepción de Ghana los equipos africanos siguen vendiendo la pescada de que algún día reinarán en el mundo, pero cinco de sus seis representantes quedaron fuera en los grupos. Mención aparte para Portugal y su capitán Cristiano Ronaldo, a quien pintan algunos como el mejor del planeta, pero que terminó siendo un bodrio en los partidos importantes que enfrentó (Brasil y España).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: