Día 19: El Guaje sigue con los olé

España comenzó como las reverendas el Mundial. Su cartel de favorito sufrió un duro revés al caer ante el ratonismo de Suiza. Fue “una cura de humildad”, señalaron los principales medios de la península ibérica. Tras ella, la Roja europea fue agarrando vuelo, logró dar cuenta de Honduras, batalló para doblegar a Chile y ahora parece haber recuperado las fichas de candidata, luego de vencer a su vecino de Portugal, por 1-0, en los octavos de final de Sudáfrica.

¿Podrá por fin vencer los clichés que la catalogan de arrugona? Estará por verse. Por ahora, algunas cosas exhibió ante los lusitanos. El toque casi perfecto y la enhebración que ejecutan Andrés Iniesta y Xavi, además del gran estado de forma que presenta el goleador David Villa. Incluso, Fernando Torres, aún poniéndose a tono inquietó un par de veces la portería de Eduardo. Pero así como mostraron fortalezas, los hispanos también generaron dudas defensivas. Portugal sin grandes florituras se dio maña para complicar desde la manija de Tiago y con Hugo Almeida como principal punta de lanza. ¿Cristiano Ronaldo? Dando la razón a sus críticos, que es sólo un invento de la mercadotecnia. Ausente, insustancial y destacando por este educado escupitajo.

En el complemento, el desarrollo no se modificó mayormente. Portugal estuvo cerca de explotar la banda derecha de Sergio Ramos, bueno para atacar, pésimo para defender, pero el balón caprichosamente le guiñó un ojo al metálico y se fue fuera de la cancha. Los lusos se las arreglaban jugando casi con 10 (CR7 continuaba sin representar las gotas de su ¿inflado? talento), hasta que una jugada elaborada, taco incluido de Xavi, acabó en las botas del Guaje Villa para que éste sumara su cuarto tanto en el Mundial y fabricara el boleto a cuartos de final. El hombre que a partir de esta temporada defenderá al Barcelona liquidaba el juego y ahora hace espera a su selección por el próximo rival: Paraguay.

Los guaraníes para llegar a dicha instancia debieron atravesar un camino de 120 minutos y una definición a penales ante un digno equipo de Japón. Durante la primera mitad, ambas selecciones aplicaron el estudio y en esa tarea, un par de veces, construyeron un par de jugadas dignas de compacto. Yoshito Okubo y Daisuke Matsui percutaban un par de jugadas creadas por su mediocampo, mientras que los albirrojos preocupaban con Roque Santa Cruz y Lucas Barrios.

Sin embargo era sólo eso. Preocupaciones. No eran unrgimientos, las defensas prevalecían sobre los ataques y así fueron convirtiéndose en muros que impedían la filtración de alegrías. En la segunda mitad las bancas se alborotaron en la búsqueda de la fórmula, mas la intensidad descendió casi al estado vegetal. Los minutos pasaban, los bostezos llegaban, hasta que la situación llevó inevitablemente a la definición de los 12 pasos, la cual estuvo bien ejecutada en líneas generales, a excepción del disparo Yuichi Komano, el cual caprichosamente dio en el larguero. Paraguay, luego, hizo los goles que necesitaba hacer y ya se coló, por primera vez, entre los ocho mejores del globo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: