Día 14: Adiós campeón

Italia, el último campeón del mundo ya no podrá defender su corona, luego de salir por la puerta de servicio de Sudáfrica. Tras caer por 3-2 ante Eslovaquia, la azzurra, con apenas dos unidades, se hundió en el sótano del Grupo F, en una actuación lamentable y que le ha valido las más despiadadas críticas. El blanco favorito es el técnico Marcelo Lippi, acusado de llevar a la competencia a un conjunto demasiado veterano, por no decir viejo. Nadie duda de lo que entregaron tipos como el capitán Fabio Cannavaro (mejor jugador en Alemania 2006), el arquero Gianluiggi Buffon o el incansable Genaro Gattuso, pero estaba claro que sus mejores días pasaron hace un par de calendarios.

Para colmo el mejorcito de ese club de experimentados, Andrea Pirlo, llegó lesionado y apenas pudo mostrar algo de sus destellos en la segunda mitad del duelo ante Eslovaquia, cuando era ya demasiato tarde. Y es que los eslovacos, quienes participan por primera vez de la justa sin República Checa, ya vencían por 2-0 cuando el volante del Milan ingresaba para tratar de corregir la historia. Los goles habían sido obra de Robert Vittek (a los 25′ y 73′), quien alcanzó a Gonzalo Higuaín en la cima de los artilleros con tres conquistas. El juego de los hombres de blanco era contundente, bajo el urdido de Marek Hamsik y Zdenko Strba.

Italia estaba en otra galaxia, una muy fría, hasta que, como decíamos, ingresó Pirlo. Ahí se mostró más agresiva, como recordando de improviso que eran los actuales monarcas y por último debían dejar la sangre y el honor. Antonio “Toto” di Natale dio bríos a la esperanza cuando el reloj ya marcaba el minuto 81′. El empate les daba chance de avanzar y Fabio Quagliarella lograba meter la Jabulani en las redes segundos después, sin embargo, en posición de adelanto. El 2-1 se mantenía, pero la presión itálica era insostenible. Lo malo es que dejaba espacios y esos fueron aprovechados por Kapil Kopunek, a uno del final. Y si bien, Quagliarella desataría más gritos de gol, el 3-2 final, lo único que hizo fue mandar a gli azzurri derechito a casa. Eslovaquia, en tanto, ahora espera a Holanda en octavos de final.

Paraguay 0 – Nueva Zelandia 0. Poder guaraní

Si Eslovaquia clasificó segunda con cuatro puntos, ¿quién mandó en la serie? Nada más y nada menos que Paraguay, los muchachos de Gerardo Martino, el discípulo aventajado de Marcelo Bielsa. Los guaraníes sumaron cinco unidades después de igualar en su último partido ante Nueva Zelandia, en un aburrido match que acabó 0-0, pero que entregó una curiosidad: los All Whites quedaron eliminados, pero invictos. Nadie les ganó, pero claro, ellos tampocos vencieron a nadie y con tres unidades ya no pueden decir más nada en este torneo.

Ambos equipos salieron con tres delanteros, demostrando sus intereses por el triunfo. No obstante, albirrojos y Kiwis se anularon en la media cancha, sin generar demasiados sobresaltos. De hecho, recién a los 49′, los oceánicos dibujaron algo parecido a una jugada con riesgo, a cargo de Simon Elliot. Fue un llamado de atención para los paraguayos, quienes respondieron con el ingreso de Lucas Barrios a la cancha. La Pantera tuvo un par de oportunidades, pero al final otra vez se quedó con las ganas de marcar su primera diana en un Mundial. El 0-0 se mantuvo y ahora los sudamericanos se medirán a Japón para dirimir quien quedará entre los ocho mejores.

Japón 3 – Dinamarca 1. Felicitados desde el espacio

El próximo rival de los paraguayos necesitaba apenas un empate para avanzar. Sin embargo, Japón fue más allá y demostró con un excelente juego que sus méritos son fundados. ¿El principal argumento? Una contundente victoria por 3-1 sobre su rival directo, Dinamarca. La gran estrella del partido, y a estas alturas del campeonato para los nipones, fue Keisuke Honda, compañero de Mark González en el CSKA Moscú y quien abrió la cuenta a los 17′, con un zurdazo de tiro libre, furibundo pero que además tuvo algo de colaboración del golero Thomas Sorensen.

La velocidad por las bandas era fundamental en las intenciones ofensivas de los orientales, mas la precisión en los balones parados se transformó en algo vital cuando a los 30′ Yahuito Endo aumentaba por esa misma vía. La “Dinamita” danesa estaba boquiabierta, pero igual tuvo cierta capacidad de reacción a través del incansable correcaminos que es Dennis Rommedahl. Paulatinamente, los escandinavos comenzaron a urgir al guardavallas Eiji Kawashima con remates de Daniel Agger, Jakob Poulsen y un larguero de Soren Larsen. La estantería les temblaba y terminó por caer a los 81′, en un penal convertido de rebote por Jon Dahl Tomasson.

Los europeos salieron a por el empate, pero un contragolpe japonés, liderado de manera magistral por Honda, terminó en los pies de Shinji Okazaki, quien puso el 3-1. “Felicidades Samurais Azules”, tuiteó desde el espacio el astronauta Soichi Noguchi, alabando el papel de los asiáticos, quienes enfrentarán a Paraguay y quizás nunca estuvieron tan cerca de una Copa del Mundo desde los “Súper Campeones”. Oh, perdón eso es un dibujo animado.

Holanda 2 – Camerún 1. El regreso de Arjen

Quien no es caricatura es Arjen Robben, el volante holandés que se lesionó justo antes del Mundial, pero que reapareció este jueves para liderar a los “Oranjes” en la victoria por 2-1 sobre Camerún. La Naranja Mecánica había asegurado su paso en la fecha anterior, mientras que los Leones Indomables sólo batallaban por el honor, pues ya estaban eliminados.

Con el arbitraje del chileno Pablo Pozo, los europeos rápidamente hicieron sentir su favoritismo con la idea de terminar la disputa del grupo E con canasta limpia. Su principal arma el larguirucho Robbie van Persie, quien tras un par de intentos pudo al fin rentabilizar una combinación con Wesley Sneijder, a los 36′. Los africanos, para no mostrar la hilacha trató de cambiar el destino del juego y éste le guiñó el ojo a los 65′, cuando Pozo cobró una clara mano de Rafael van der Vaart: penal y Samuel Eto’o equiparaba las acciones. Lamentablemente para él y sus compañeros, el técnico Bert van Marjiwk se acordó de Robben y lo hizo ingresar. El hombre de cristal (bueno para lesionarse el cabro) debutó y mostró su valía a los 83′ con una jugada personal que confluyó al vertical izquierdo y luego al pie de Klaas Jan Huntelaar, quien firmó el 2-1 final y los hace esperar a los eslovacos en la siguiente fase.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: