Francia, una bolsa de gatos

“Véte a tomar por culo, sucio hijo de puta”. Según el diario francés L’Equipe esas serían las lindas palabras que el delantero Nicolás Anelka le habría dicho a su técnico, Raymond Domenech, durante el entretiempo del duelo en que los galos cayeron 2-0 ante México y que los dejó al borde de la eliminación. Dos días después del exabrupto, el tema se conoció y tuvo un resultado ineludible: el Puma fue expulsado de la concentración de los “Bleus” y seguirá viendo el resto del Mundial, por TV.

Anelka hoy reconoció que hubo una discusión (niega los insultos) y aceptó la medida, en una situación que no hace más que echarle sal a las ya profundas heridas que tiene esta bolsa de gatos llamada Francia. Practicamente eliminados de Sudáfrica, los últimos días del técnico aficionado a la astrología (finaliza contrato tras Sudáfrica) no podían terminar peor. Criticado también por no poner a Thierry Henry y sí al poco importante Sidney Govou, el pobre tipo no haya donde meterse.

Ya en 2006, cuando dirigió al Gallito en la final de Alemania, era resistido. Sólo el genio de Zinedine Zidane lo sacó a flote. Pero ahora sin Zizou, quien hace unos días declaró que “Domenech no es un técnico”, sus escasos bonos acabaron por vencerse. “Patéticos, deplorables”, fueron algunos de los calificativos que la prensa le entregó a su equipo tras la caída frente a los aztecas. Y lo peor es que ni siquiera la propia escuadra está con él. Conocido es el resquemor que tienen varios experimentados, con uno de los favoritos del DT, Yoann Gourcuff, a quien nadie pesca en la concentración, porque piensan que es un “apitutado”.

Eso sin contar las críticas de personeros de gobierno, quienes se molestaron porque el equipo se aloja en un lujoso hotel, en tiempos de crisis económica. En resumen, un ambiente paradisíaco, como para ir de vacaciones y que tuvo en el episodio Anelka su punto de mayor algidez, así como la Toma de La Bastilla acabó con la monarquía y dio paso a nuevos tiempos. Puede que todavía haya una mínima opción de avanzar (deben ganarle a Sudáfrica y esperar que México y Uruguay no empaten), pero sea como sea, ha llegado el momento de una nueva revolución.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: