Día 9: Uno avanza, otro para la casa

Si bien su rendimiento se mantiene alejado al óptimo, Holanda se transformó este sábado en el primer clasificado a la segunda fase de Sudáfrica 2010. ¿Su gracia? Haberle ganado por 1-0 a Japón y alcanzar seis unidades en el Grupo E. La tarea no fue fácil, el conjunto asiático planteó un esquema bastante defensivo que hizo romperse la cabeza a la Naranja Mecánica para tratar de vulnerarlo.

Sin la chispa de Arjen Robben (que estuvo en el banco, ya algo más recuperado de su lesión), la posesión que acostumbra a tener el cuadro europeo no tuvo la explosión necesaria en los metros fianles, regalando una primera mitad con escasas chances. Por ahí una chilena fallida de Dirk Kuyt provocó que los hinchas se levantaran de las butacas, pero no mucho más. Ni hablar de la selección nipona, que cruzó los dedos por mejor suerte en un par de pelotas detenidas, las cuales finalmente ni siquiera hicieron temblar las canillas de sus rivales.

Durante el complemento, las urgencias se evidenciaron y confluyeron hacia una pichanga un poquito más entretenida. Sobre todo, luego de que a los 53′ Holanda encontrara la llave: una jugada colectiva, un par de rebotes y Robbie van Persie que asiste para Wesley Sneijder. El hombre del Inter de Milan fusila y la Jabulani sale tan fuerte que le dobla las manos al golero Eiji Kawashima, antes de inflar las redes. Los Samurais Azules buscaron la reacción, entró Shunsuke Nakamura, pero nada lastimaba a los holandeses, quienes incluso estuvieron a punto de aumentar por medio de Ibrahim Affelay. Al final Shinji Okazaki casi les embarra la tarea con un remate elevado, pero nada impidió asegurar los boletos a la segunda ronda.

Camerún 1 – Dinamarca 2. Los Leones Indomables arman maletas

Parte de la clasificación holandesa a segunda fase, vale decir, fue gracias a la victoria de Dinamarca 2-1 sobre Camerún. ¿Con manzanas? Los seis puntos de Holanda pueden ser imitados por dos equipos, los mismos daneses y Japón, pero como se enfrentan entre ellos, de ganar sólo uno podrá llegar a esa suma. ¿Camerún? Con dos derrotas seguidas ya perdieron toda esperanza y ni siquiera un triunfo sobre la Naranja Mecánica, en la última fecha, los hará cambiar el plan: armar las maletas de regreso a casa.

¿Cómo se llegó a semejante drama? Los Leones Indomables comenzaron bastante bien, gracias a la movilidad de Achille Emaná y la siempre latente amenaza que representa Samuel Eto’o. Tan bueno era el papel, que el delantero del Inter de Milán aprovechó un error infantil del experimentado Christian Poulsen para abrir los fuegos del enfrentamiento. Era el minuto 10. El problema para los africanos fue que su defensa todavía deja mucho que desear y mucho espacio del cual rentabilizar. Debilidad que significó alegría para los espectadores neutrales, pues el match se transformó en una vorágine de ida y vuelta.

Tras la igualdad conseguida por Big Ben, Nicklas Bendtner, a los 33′, vinieron sucesivos desperdicios. Primero John Dahl Tomasson se atarantó con el arco a disposición y de inmediato Eto’o respondía con un remate en el vertical derecho del golero Thomas Sorensen. En el complemento, la voracidad por el triunfo mantuvo la tónica de combo a combo, pero la efectividad estuvo de un sólo lado: mientras Pierre Webó marraba, Dennis Rommedahl, una verdadera saeta, que había estado presente en la asistencia del empate, ahora tomaba las banderas por sí mismo para marcar el desbalance. Camerún intentó equiparar, pero ni con cuatro arietes se la pudo. El duelo se fue diluyendo, Dinamarca ganó una nueva oportunidad, mientras que los africanos terminaron por derramar las primeras lágrimas del torneo.

Australia 1 – Ghana 1. A seguir peleando

También pudo haber llorado Australia. Pero luego de mucho sufrimiento, por ahora, se mantiene en carrera. En el estadio Royal Bafokeng, los Soceroos enfrentaban a Ghana con la idea de no regresar a casa de manera temprana. Y su misión se encaminó de manera perfecta después de un tiro libre de Marco Bresciano que hizo al golero Richard Kingson dar rebote. En esa instancia, apareció Brett Holman, quien le dio un empujoncito a la bola para volver loco a sus hinchas.

Era el minuto 11 y la alegría sólo se extendería por un cuarto de hora. A los 27′, una internada de Ibrahim Ayew generó un remate de Jonathan Mensah, que no entró sólo porque el talentoso Harry Kewell metió su mano. El árbitro italiano, Roberto Rosetti advirtió la maniobra, cobró penal y expulsó al “10”. Desde los 12 pasos, Asamoah Gyan, no perdonó y el 1-1 al marcador. Las Estrellas Negras, con uno más, podrían haber asegurado su paso a segunda fase, aprovechando el traspié de Alemania ante Serbia, el viernes en el Grupo D, sin embargo, el arco australiano se cerró completamente.

Mérito tuvo el arquero Mark Schwarzer al contener las cargas africanas. Como contrapartida, los oceánicos tampoco eestuvieron lejos del milagro, pero sus delanteros fallaron meteóricamente, perpetuando el 1-1. Ahora, en la próxima fecha, Australia (1 punto) sueña con ganarle a Serbia (3) y espera que Ghana (4) le pinte la cara a Alemania (3) para hacer lo imposible

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: