Día 1: Esto es África

Las vuvuzelas tienen al mundo hasta la coronilla y este viernes sonaron más fuerte que nunca. El día más esperado por el continente negro había llegado: el Mundial de Sudáfrica ya comenzó y el anfitrión salvo con honor la tradición de que el dueño de casa nunca ha perdido en la jornada inaugural. Había temor en la previa por el rendimiento que los Bafana Bafana exhibirían ante un México, que en el papel pintaba de favorito. Sin embargo, el 1-1 del final, aunque escaso por lo reflejado, dejó conformes a todos.

Los aztecas iniciaron el duelo mostrando sus medallas, sobre todo, por las bandas. Paul Aguilar y Giovanni dos Santos pasaban como Fórmulas Uno, pero al centro Guillermo Franco no daba pie con bola. Ante ello, el Tri trató con lanzamientos de media distancia, los cuales siempre tuvieron como respuetas las grandes tapadas de Itumeleng Khune. Fue media hora de resistencia hasta que el cuadro que dirige Carlos Alberto Parreira se dio cuenta que los mexicanos no andaban finos tampoco en la retaguardia y el queso empezó a quedar en evidencia.

Tanto Teko Modise, como Katlego Mphela y Siphiwe Tshabalala le cargaron la mano al zaguero Francisco Rodríguez. El “Masa”, lento como tortuga era sobrepasado continuamente y eso puso nervioso al resto de sus compañeros, incluido el golero Óscar “Conejo” Pérez, rebotero y cazador de moscas como ninguno. El fin del primer tiempo era un mal sueño para los mexicanos y se extendió en los primeros minutos del complemento, cuando derechamente se transformó en pesadilla: a los 55′ Tshabalala sacó un zurdazo desde el Soweto que se clavó en un ángulo utópico.

El premio era justo, pero Sudáfrica se replegó. Si bien siempre contó con el arma del contragolpe, dejó que México, atarantado, avanzará algunos metros. Y en esa confusión que se generó, una mala línea del off-side desnudó los ripios defensivos que aún atormentan a cualquier elenco africano. La pelota le quedó chancha a Rafa Márquez, el mariscal del Tri y éste le pegó con el alma para salvar a su selección del fracaso. Los aztecas jugaron de manera horrible y no estuvieron a la altura de las expectativas y sino fuera por un vertical, cuando el partido moría, la cara de vergüenza aún prevalecería.

Sonrojados estuvieron horas después, los jugadores de Francia y Uruguay, quienes regalaron el primer 0-0 del torneo. Los galos evidenciaron mayor compromiso al inicio, con un Franck Ribery que amenazaba con transformarse en figura, pero poco a poco, la defensa charrúa le tomó la mano. Gran papel en ello tuvo el defensa de Universidad de Chile, Mauricio Victorino. Diego Godín y Diego Lugano tampoco lo hacían mal a la hora de contener a Nicolás Anelka. Maniatados, los Bleus acudieron al remate de distancia, variante que tuvo a Yoann Gourcuff como principal exponente. Ahí, se encontraron con las manos de Fabián Muslera.

¿Qué ofrecía como respuesta la Celeste? Los bríos de Diego Forlán. Si Uruguay tuvo alguna chance de ganar fue gracias a Cachavacha. El rubio corrió, molestó y remató. Las hizo todas, ante la ausencia en cancha de Luis Suárez. El problema vino cuando se cansó. Eso ocurrió en el complemento, cuando el partido ya se había convertido en una verdadera lata. El maestro Óscar Washington Tabarez intentó generar más picardía con el ingreso de Nicolás Lodeiro.  Sin embargo éste, a diez del final le dio un culetón a Sagna que lo mandó a las duchas tempranamente, obligando a sus compañeros a extremar recursos en la zaga y a mantener el maleficio charrúa, quienes no ganan un partido en un Mundial desde Italia 90.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: